Page 4 - Cultura para la paz
P. 4

¿QUÉ HERENCIA DEJAMOS A NUESTROS HIJOS?
En esta sociedad en la que preconi- za el “todo vale”, de lo que se han en- cargado nuestros sucesivos gobiernos en fomentar una educación dirigida a nutrir las empresas de mano de obra barata, regulando el fracaso escolar con las sucesivas Leyes de Educación del gobierno de turno. Desde el Plan Bolonia en donde se agudizan la falta de materias de estudio humanistas, le- tras,  losofía, etc. en pro de crear in- dividuos “productivos” y no pensantes, de cara a una formación más técnica para el mercado laboral pero faltos de valores de convivencia. Al sistema no le interesa que la gente crezca en va- lores altruistas de convivencia.
La utópica “sociedad del bienestar” creada en Europa, para contrarrestar y demostrar que se vivía mejor en esta parte del telón de acero en los tiem- pos de la “guerra fría” ahora no intere- sa. al mercado  nanciero le conviene el sistema chino o americano, traba-
jar hombres, mujeres y niños muchas horas sin importar las condiciones. O como en EE.UU. que si no tienes un seguro médico, te puedes morir de un simple catarro.
Cabe mencionar que los grandes “lobbies” están por encima del poder político.
¿Donde están los Derechos Huma- nos, el derecho a una Sanidad Pública, el Derecho a la Educación y el Derecho a vivir los pueblos de la tierra en liber- tad y paz? ¿Cómo estamos llegando a estos extremos? Uno de los ejemplos más patentes es la concentración de poder en pocas manos, y por medio de sociedades superpuestas están con- trolando a nivel planetario los  ujos de capital (bancos), la energía petro- química, eléctrica, las comunicaciones, los medios de comunicación, la farma- céutica, y últimamente la alimentaria.
¿Cómo es posible que los Gobiernos permitan a las multinacionales paten-
www.iicyp.org iicyp@iicyp.org Tel. 636 943 343
— 4—


































































































   2   3   4   5   6